15 ideas para cuidar tus emociones en el trabajo

Escrito por: Carla Tapia de Muñoz, Psicóloga

Tener la oportunidad de trabajar en estos momentos es algo que todos valoramos y nos da sensación de estabilidad en medio de los cambios complejos y acelerados que experimentamos.  A continuación, comparto algunas recomendaciones que pueden ayudarnos a manejar nuestras emociones mientras nos mantenemos activos en el plano laboral:

  • Red de apoyo.  Todos necesitamos un espacio para hablar de nuestras emociones. Cuando hablamos con otros, nos damos cuenta que lo que sentimos no está nada fuera de la realidad y encontramos alivio. Si tu empresa pone a tu disposición un profesional de la psicología, no dudes en hacer uso de este valioso beneficio.
  • Conocer las nuevas reglas del juego acerca del trabajo remoto; esto nos da estructura y seguridad ante esta nueva dimensión del trabajo.  
  • Trabajar en la nuestra adaptación.  En algunas empresas el trabajo ha incrementado motivo de la pandemia y las personas han tenido que hacer grandes ajustes en sus rutinas.  No solo por esta nueva forma de trabajo remota, sino que también la escuela se ha desplazado a los hogares y eso le suma un nivel de estrés mayor los colaboradores.   El ajuste nos toma un tiempo y mientras eso sucede es importante aumentar nuestras actividades de autocuidado.  
  • Cuidar el sueño.  Uno de los síntomas más comunes puede ser el insomnio, el cual impide que descansemos y nos recuperemos, por lo tanto es muy importante poder atender este aspecto de nuestra vida y revisar nuestros hábitos de sueño: ir a la cama a la misma hora, evitar el exceso de redes sociales y noticias una hora antes de dormir, no tomar bebidas estimulantes después del mediodía, hacer rituales para inducir el sueño (un baño previo, ejercicio de respiración, un lectura relajante, etc.).
  • Separar los espacios de descanso y trabajo.  El espacio de trabajo y el de descanso deben estar separados, de esta manera podamos mantener límites sanos entre una actividad y la otra. Tomar descansos a lo largo del día no solo es para cuidar nuestra salud emocional, sino también para mejorar nuestra productividad. 
  • Organización del tiempo como actividad de autocuidado es una de las actividades que evita que estemos estresados.  Es importante planear la semana con aquellas cosas más importantes que debemos atender en lo personal y profesional.  Darse el permiso para priorizar el cuidado de sí mismos (cuidado del cuerpo, la mente, las relaciones y el espíritu) y así poder tener la energía para poder atender las demandas del día y experimentar la satisfacción de lograr pequeñas cosas.
  • Monitorear nuestras emociones y lo que nuestro cuerpo nos está comunicando.  Para algunos el trabajo remoto puede ser fuente de mucho estrés debido a que en la casa no cuentan con las comodidades y el ambiente ideal para hacer su trabajo.  Valida tus necesidades con tu jefe y si es posible regresar al sitio de trabajo, tomando todas las medidas de bioseguridad que protegen tu salud y la de tu familia.  Es probable que algunas personas necesiten un espacio de vacaciones para recuperarse.
  • Un día a la vez parece ser la frase del momento, pues cada día trae sus propios desafíos y la pandemia no pone en pausa la aparición de otras preocupaciones diferentes a las de esta etapa que afrontamos.  La clave es vivir el momento con intensidad, enfocados en  las oportunidades de cada situación y buscar alcanzar esas  metas personales y profesionales que definimos para la semana. Dar foco al presente nos perspectiva positiva frente las circunstancias que vivimos.  Las noticias poco alentadoras y aumentos de casos pueden hacer que sintamos que hemos retrocedido en lo que habíamos logrado.  Elegir la información que vamos a leer es clave para mantener el foco.
  • Necesidad de socializar como antes.  Para algunos, la oficina era un espacio para la socialización y parte importante de su día.   Algunas rutinas de la oficina se puede recrear en el espacio virtual tales como celebraciones de cumpleaños, ocio positivo, incluso tomarse un café virtualmente. 
  • Manejar expectativas reales. Al  estar en casa, podemos observar muchas oportunidades de mejora y podemos abrumarnos  queriendo atenderlas todas a la vez.  Querer  ser los padres o colaboradores “perfectos” solo nos trae más estrés.  Debemos darnos el permiso de sentirnos vulnerables y reconocer que estamos haciendo lo mejor que podemos en esta situación tan retadora y que es esperado tener altas y bajas en nuestro estado de ánimo.
  • Crear un ambiente seguro para nosotros. En donde realicemos el trabajo, ya sea en sitio o de forma virtual. Utilizar la música, colores y los aromas agradables para crear una atmósfera de paz y alegría en la medida de lo posible. 
  • Hacer las pausas activas dentro de la jornada laboral con claves para descansar y evitar la sobrecarga física y mental.
  • Procurar mantener nuestros planes, quizás darles una connotación a largo plazo a aquellos que no podremos atender ahora, pues nos da sensación de progreso  y esperanza en el futuro.  
  • Desarrollar nuevas competencias y flexibilidad.  El aprendizaje no se detiene, algunas personas han ganado tiempo y pueden utilizarlo para adquirir nuevas habilidades que le permitan hacer mejor lo que hacen o incluso emprender.  Algunos quizás no puedan hacer la misma actividad que hacían antes de la pandemia y sus fortalezas puedan ser útiles en otras áreas del negocio o sacar a la luz una nueva competencia que no habías tenido la oportunidad de aplicar antes.
  • Aumentar la empatía. Por nuestros colegas, jefes y clientes, pues todos de alguna manera están experimentando cambios en sus vidas, algunos con pérdidas importantes.  Podemos ser más empáticos escuchando más, dejando a las personas que expresen cómo se sienten y no tomando nada personal.

Recuerda que vivimos tiempos sin presentes y nuestra capacidad de adaptarnos es crucial, la meta es mantenernos mentalmente estables y salir fortalecidos de esta experiencia. 

Si deseas recibir acompañamiento emocional empresarial en tu organización o empresa, y así facilitar la transición a la nueva realidad, escríbenos a fundrelsa@gmail.com para enviarte nuestros servicios.  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *