El programa de Apego Madre-Infante nace en el año 2004, basándose en la teoría que señala que los primeros cinco años de vida son decisivos en el futuro de la vida de un individuo, ya que crean la base de las relaciones en la adultez. Si un bebé tiene un apego seguro con sus cuidadores primarios (madre-padre) tendrá la semilla para lidiar con las dificultades que se presenten en la vida, por lo que teóricos como Bowlby señalaban que esta relación era el pilar de la salud mental.

El programa de apego inició con una población de adolescentes embarazadas, tomando en cuenta que la adolescencia es un periodo de crisis porque se presentan cambios hormonales, físicos y emocionales. Por otro lado, el primer embarazo se vive con mucha ansiedad por ser una experiencia nueva, situación que se complica cuando se trata de un embarazo adolescente. Cuando estas emociones no son elaboradas, todos los sentimientos negativos son depositados en el bebé, pero si la madre está más tranquila podrá desarrollar un maternaje cálido que nutra emocionalmente a su bebé.

En este programa también se trata de crear consciencia de la importancia del rol del padre en la vida del bebé, ya que diversas investigaciones han señalado que a pesar de tener una función diferente a la de la madre, es igual de importante y por esto su ausencia deja secuelas significativas en la vida de los niños y niñas. Adicionalmente, se abre un espacio para que las participantes y sus familiares descarguen y elaboren las emociones que esta experiencia despierta en ellas.

El programa de Apego Madre-Infante se desarrolla en centros de salud donde se enseñan a los adolescentes embarazadas temas sobre el cuidado físico y emocional del bebé. Por otro lado se les enseñan los ejercicios de parto psicoprofiláctico que consisten en las respiraciones y ejercicios de relajación para lidiar con el embarazo y el momento del parto.

Debido a las alarmantes cifras de embarazo adolescente, en el 2013 este programa abri�� un nuevo campo ofreciendo charlas de prevenci��n de embarazo adolescente en diferentes escuelas del país. El objetivo de estas charlas es invitar a las adolescentes a reflexionar sobre las posibles causas emocionales del embarazo adolescente, equipándolas para tomar mejores decisiones basadas en la información adecuada. En el 2014 el Ministerio de Salud (MINSA) report�� que cada 41 minutos una adolescente panameña queda embarazada. En 59 días se registraron 2,039 casos de embarazo adolescente.

Respondiendo a esta necesidad, en este año estudiantes de escuelas públicas y privadas han participado de nuestra charla preventiva y diferentes profesionales de la salud mental de centros de salud han sido capacitados para conocer actualizaciones teóricas que ayuden a brindar un mayor apoyo a las adolescentes embarazadas y sus familiares.

En este año también surgió un nuevo proyecto mediante el cual se ofreció psicoterapia y charlas informativas a diferentes madres adolescentes víctimas de abuso sexual.

Con el programa de facilitación de apego madre-infante tratamos de dejar semillas que ayuden a fortalecer la salud emocional en familias de alto riesgo, esperando que esto se transmita a futuras generaciones y así prevenir problemas de salud mental en nuestra sociedad.

Newsletter

Suscríbete a nuestra lista de correo y entérate sobre próximos eventos y noticias.

Síguenos