Cambiar el mundo es posible

Por: Moi Attie, presidente y co-fundador de Ni Uno Más @niunomasoficial

Los jóvenes que escuchamos a los adultos decir que podemos y debemos cambiar el mundo, quedamos intimidados por el tamaño de la frase. Sin embargo, hace un tiempo decidí tomar la premisa como un compromiso. 

¿Qué significa “hacer un cambio”?

Yo veo el cambio como un deber personal, a diferencia de algo que podemos imponer a los demás. Es que, si tan solo cambiamos nosotros mismos, estamos cambiando la composición del mundo entero. 

Todos los seres humanos tenemos responsabilidades. Algunos más que otros, pero al pasar los años estas aumentan y luego disminuyen. 

Algo inhumano es desconsiderado con sus alrededores. Por otro lado, los seres humanos somos capaces de considerar el efecto de nuestras acciones. Desafortunadamente, muchas veces nuestra predicción falla. No obstante, es nuestro deber hacer el intento. 

En esa nota, me gustaría recalcar la importancia de llevar la consideración a la acción. Dar la milla extra es un requisito y no una opción. Al entender el impacto de nuestras acciones en nuestros alrededores, nos convertimos en responsables de ellas. 

Como activista y cofundador del movimiento anti-bullying ‘Ni Uno Más’ me gustaría invitarlos a que sean parte del cambio. Al mismo tiempo aprovecho estas líneas para reiterar la importancia de actuar. Es de suma importancia estar para los demás, para que así los demás puedan estar para ti. 

Sí, es verdad que en muchas ocasiones no existen las plataformas para ayudar. Pero, precisamente son en estas situaciones que debemos crear nosotros mismos la plataforma.  

¿Cómo descubrí la importancia de actuar?

En mi caso, yo quería ayudar. Al estar en 10mo grado veía en aumento los casos de acoso escolar en mi plantel. Así también, era consciente del daño que este puede causar. Así que, en respuesta decidí crear el movimiento junto a otros amigos. 

En mi vida personal, he sido víctima del bullying y sé qué se siente: como si la mente estuviese encarcelada. En una cárcel, estamos limitados a actuar. No obstante, la cárcel de la mente de una víctima, es diferente porque tiene una ventana donde le entra luz. Esa luz siempre da esperanza, pero es responsabilidad humana hacer que entre luz. Básicamente, tenemos que dejarle saber a las víctimas que la ayuda existe y que el problema puede ser solucionado. 

En este mes de la salud mental tenemos una excelente oportunidad para humanizarnos y comenzar a cambiar vidas. En un inicio, comencé tratando de cambiar positivamente a mi comunidad, y ahora estoy en miras sobre toda la región. 

Sin importar lo que logre en un futuro, ya sé que he cambiado al mundo. Aunque no pueda estar seguro de haber podido cambiar la vida de otros, no cabe duda de que ayudar a otros me ha ayudado. Considerando lo anterior, puedo decir que transformándome a mí mismo he cambiado al mundo, también. 
Ni Uno Más es un movimiento anti-bullying que busca prevenir e intervenir el acoso escolar. Fue fundado por jóvenes de secundaria en el 2018. Actualmente la Fundación Relaciones Sanas mantiene una alianza en donde se trabaja en diferentes estrategias dirigidas a la responsabilidad social respecto al tema. Pueden conocer más en @niunomasoficial en IG y Tik Tok, @niunomaspanama en Twitter o www.niunomas.net.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *