¿Cómo aprendemos?

El aprendizaje es un proceso dinámico y cambiante, que ha sido ampliamente estudiado
por los científicos de la conducta, los cuales han llegado a conclusiones interesantes
sobre el funcionamiento de este proceso, y esto ha servido de guía a educadores y
padres de familia.
En la literatura encontramos diversas definiciones de aprendizaje, sin embargo, nos
inclinamos por el enfoque que lo ve como un cambio relativamente permanente de la
conducta, producto de una experiencia, en el que influyen complejos procesos mentales.
Entre los cuales están los siguientes:
ATENCION
Nuestro mundo está rodeado de estímulos, pero nuestra atención es selectiva hacia
algunos de estos estímulos. Para estimular la atención hacia los objetivos que nos
interesa se recomienda:
• Presentar los conceptos sobre fondos neutros, subrayarlos, usar mayúsculas,
encerrar en recuadros, trazar ilustraciones y mostrar ejemplos.
• Indicar con precisión lo que se quiere enseñar.
• Evitar la repetición mecánica de un material, distribuir las repeticiones en dosis
pequeñas.
• Variar los métodos de enseñanza.
• Establecer períodos breves de atención, sobre todo cuando se trata de niños
pequeños.
MEMORIA
La memoria es el proceso por medio del cual almacenamos la información que
recibimos. La atención interviene en la escogencia de los estímulos que se registraran en
la memoria a corto y largo plazo. El almacenamiento de la información dependerá del
interés que tengamos en la misma. Algunas recomendaciones para mejorar nuestra
memoria son:
• Prestar atención a la información que queremos registrar.
• Atender una cosa a la vez.
• Realizar ejercicios de atención, entrenar la memoria a través de la práctica,
ejemplo: leer un libro, fijarnos nombres propios y recordarlos después, hacer
ejercicios de sopas de letras, en los que se buscan palabras.
• Asociar la nueva información con otra que nos resulte familiar. Estamos
enseñándole a un niño el nombre de Cristóbal Colón, le podemos sugerir que se
acuerde de su tío, que tiene el mismo nombre.
• Ordenar el material utilizando características comunes a los objetos.
• Repetir en voz alta lo que estamos haciendo.
• Visualización: «ver mentalmente» aquello que queremos recordar.
• Utilizar reglas nemotécnicas: que son un conjunto de trucos que ayuda a
recordar y memorizar, las cuales se pueden utilizar a nivel simple y complejo.
Ejemplo: El año del descubrimiento de Mar del Sur, 1523, lo relacionamos con
nuestra fiesta de 15 años. También es posible relacionar el tema que estamos
estudiando con situaciones personales, historias ficticias, cuentos o refranes.
MADURACIÓN
Es indispensable considerar la maduración cuando se enseña, ya que para los diferentes
procesos cognoscitivos y motores ¿¿¿requerimos??? haber desarrollado ciertos
elementos o patrones de conducta programados por los genes, determinados
biológicamente y relacionados con la edad.
Es importante recordar que hay que tomar en cuenta la maduración para que los niños
inicien ciertos procesos, algunos ejemplos son:
• Gatear
• Caminar
• Control de esfínter (heces y orina)
• Inicio del aprendizaje formal (lectura y escritura)
Si bien existen las diferencias individuales y algunos niños pueden adelantarse o
atrasarse con relación a otros, existe un parámetro de referencia, que si tratamos de
forzar repercutiría de manera negativa en el desarrollo del niño.
AFECTO
En el proceso de aprendizaje es muy importante el ambiente afectivo o emocional en
que se está desarrollando el niño, lo cual se refiere tanto al hogar como a la escuela. Es
un poco difícil que un niño pueda aprender matemáticas cuando está pensando en la
separación de sus padres o cualquier otra situación de inestabilidad en el hogar.
De la misma manera, una maestra demandante y poco comprensiva, puede bloquear el
proceso de aprendizaje de un niño.
Algunas sugerencias útiles para los padres y maestros son:
• Ser sensibles, cálidos y amorosos.
• Aceptar la conducta de los niños.
• Permitirle a los niños expresarse.
• Permitirle a los niños explorar.
• En el inicio del proceso escolar, preocuparse por la adaptación del niño al
ambiente escolar.
• En lugar de utilizar una disciplina con reglas rígidas, utilizar el razonamiento.
Otros factores que influyen en el aprendizaje son:
• Asociación: Que se refiere la relación que hacemos entre los elementos de una
situación, las cuales se convierten en expectativas profundamente arraigadas,
las cuales determinarán nuestra manera de percibir las cosas. Un niño que
estudia y recibe buenas calificaciones, llegará a asociar que estudiar le da
buenos resultados, por lo que probablemente, se esforzará más.
• Contigüidad: Situaciones continúas tienen mayores probabilidades de asociarse.
Si un niño que está en casa con la mamá, empuja a su hermanita, podrá incorporar
que su acción fue algo negativo, si la madre le aplica una consecuencia inmediata,
en vez de esperar la llegada del padre para que imponga un castigo.
La rapidez para aprender puede mejorar a través de lo siguiente:
• Práctica: Al inicio de nuestras vidas el aprendizaje es sencillo, pero en la
medida en que avanzamos es más complejo. La práctica ayuda a retener los
conocimientos de manera más rápida, como dice un proverbio chino: “Si lo oigo
lo sé, si lo veo lo recuerdo, si lo hago lo aprendo”.
• Retroalimentación y refuerzo: Devolver las pruebas de los estudiantes en un
corto período de tiempo y reconocer el esfuerzo de los que obtuvieron
calificaciones aceptables, favorece el aprendizaje.
• Modelación: Los niños aprenden al observar e imitar modelos. La identificación
del niño con los padres es lo que determinará cómo el mismo aprenderá el
lenguaje, las conductas socialmente aceptadas, la moralidad y como enfrentar la
agresión. Los niños tienen otros modelos, que usualmente son personas que
parecen poderosas y respetadas.
Como lo hemos señalado a lo largo de este artículo, el aprendizaje es un proceso
dinámico e integral en el que influyen complejos procesos mentales, sin que
ninguno sobresalga más que otros. Es importante tomar en cuenta todos los factores
que influyen, ya que la alteración de cualquiera de ellos puede afectar la
incorporación de nuevos conocimientos.
Preguntas comunes:
Mi hijo había estudiado mucho para un examen, del cual dependía su aprobación,
sin embargo cuando empezó la prueba se le olvido todo lo que había aprendido;
pero al terminar la empezó a recordar todas las respuestas ¿Por qué le pasó esto?
Podrían ser muchos los factores los que influyeron para que su hijo se bloqueara en el
examen, una de las razones podría ser que estaba muy ansioso por salir bien, cuando
algo es muy importante podemos llenarnos de miedo y nuestra capacidad de evocar la
información que aprendimos se bloquea.
Mi hijo está en tercer grado, es excelente en matemáticas, sin embargo no logro
que lea bien, ¿Qué puedo hacer?
Sería conveniente que busque ayuda de un profesional que le haga una evaluación.
Existen problemas de aprendizaje que usualmente se empiezan a detectar en los
primeros años de vida escolar, en los cuales el niño no responde a la lectura, escritura o
aritmética, como lo hacen la mayoría de los niños de su edad, escolarización y nivel de
inteligencia. Cualquiera de estas áreas puede ser la afectada, de manera independiente
de las otras; es decir un niño puede responder muy bien en matemáticas, sin embargo,
tiene problemas en lectura o escritura.
Estos trastornos pueden persistir a lo largo de la vida adulta y no se relacionan con el
coeficiente intelectual.
¿Mi hijo tiene 5 años 1 mes, está preparado para iniciar primer grado?
El niño promedio es competente para iniciar el aprendizaje formal de lectura y escritura
a los 6 años. Exponer a un infante al ambiente escolar antes de esta edad puede traer
como consecuencia problemas de rendimiento académico, ya que su desarrollo
cognoscitivo y motor no estaría preparado para esta experiencia.
¿Estoy embarazada y me gustaría estimular a mi bebé?
Algunas teorías sugieren que los bebés responden a la estimulación desde que está en el
vientre, se ha encontrado que un bebé es capaz de responder a la música que su madre
le ponía durante el embarazo.
Para estimular al bebé en el vientre se puede hacer lo siguiente:
• Leerle cuentos
• Hablarle
• Ponerle música
• Ponerle una luz sobre el vientre

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *