¿Cómo manejar una situación de bullying?

Escrito por: Beatriz Martínez, Psicóloga Clínica y Coordinadora del Programa de Prevención de Bullying

Sabemos que manejar una situación de bullying puede ser todo un reto. Sin importar el rol que juega tu hijo en este escenario, es muy importante tomarnos el tiempo para tratar de entender qué está ocurriendo. Sólo así, podremos instaurar un mejor manejo ante el acoso escolar. 

Abajo te incluimos algunas preguntas que puedes hacerte para navegar esta situación:

¿Cuáles son las 3 condiciones que diferencian una situación de bullying de cualquier otro tipo de interacción negativa?

A veces, utilizamos la palabra “bullying” de manera coloquial. Pero, es importante diferenciar cuándo es acoso escolar y cuándo es una interacción negativa: 

  • El acoso ocurre de manera recurrente y por un periodo considerable de tiempo, no es un episodio aislado ni dura un solo día.  
  • El o la víctima, se siente afectado negativamente, pero no logra defenderse de quienes le acosan. 
  • Sucede entre pares o iguales, es decir, que ocurre entre compañeros de la escuela o personas del mismo grupo de edad, por ejemplo entre estudiantes. 

¿Cómo identificar si mi hijo es víctima de bullying?

Algunas señales para identificar si tu hijo es víctima de bullying son: 

  • No tiene deseos de asistir al colegio. 
  • Llega a casa con útiles dañados o perdidos y no sabe explicar qué sucedió. 
  • Sus hábitos alimenticios han cambiado – no quiere comer o come en exceso. 
  • Sus hábitos de sueño han cambiado. 
  • Tiene heridas que no puede explicar. 
  • Se queja de dolores de barriga o de cabeza aun cuando se han descartado causas médicas. 
  • Presenta enuresis: se orina por las noches cuando ya había logrado el control de esfínteres. 

¿Qué puedo hacer? 

  1. Hablar con el niño que sospechamos que es víctima de bullying y preguntarle directamente. 
  2. Hacerle saber que no tiene la culpa de lo que está sucediendo y que va a recibir ayuda. 
  3. Validar sus emociones: “No es justo lo que te esta pasando”, “entiendo que te sientas triste”, “debe ser difícil ir al colegio así”, “has sido muy valiente en decirme”, “vamos a encontrar una solución juntos.”
  4. Hablar con el adulto encargado en el lugar donde se está dando el bullying. Por ejemplo, la maestra. 
  5. Garantizar la privacidad y confidencialidad del niño, asegurándose que la maestra no lo exponga frente al salon como el que acuso a alguien.  Esto puede traer más represalias contra el niño. 

¿Qué estrategias le puedo dar a mi hijo para que se proteja mientras se resuelve la situación?

Sabemos que ante cualquier situación de peligro de nuestros hijos, el primer instinto de una madre o padre es protegerlo. Pero, es importante guardar la calma y manejar esta situación de forma acertada y sana. De esta forma, le enseñamos a nuestros hijos cómo manejar conflictos apropiadamente: 

  • Que evite las situaciones en donde comúnmente le hacen bullying. 
  • Que no lleve objetos de valor a la escuela, que lo pueden convertir en un blanco de más bullying. 
  • Que se rodee de niños que no le hacen bullying y que pueden servir de factor de protección para el.  

¿Cómo puedo apoyar a mi hijo para que no vuelva a ser víctima de bullying?

  • Promoviendo su asertividad: Debe aprender a decir que no cuando es necesario, a decir que algo no le gusta, o que algo no está bien cuando es necesario. 
  • Dándole herramientas dentro del entorno donde se da el bullying: a que adultos puede recurrir cuando necesita ayuda. 
  • Trabajando con la escuela para que estén anuentes de cómo manejar situaciones de bullying con discreción y eficacia. 
  • De ser necesario, buscar ayuda psicológica para reparar el daño emocional causado por el bullying. 

¿Cómo identificar si mi hijo está haciendo bullying?

Una realidad poco hablada es la de la madre o el padre del hijo quien hace el bullying. Tu responsabilidad es poder establecer límites firmes, mientras que al mismo tiempo intentar entender el por qué de su conducta. Aquí hay algunas señales para saber si tu hijo es quien hace el bullying: 

  • Usa lenguaje despectivo para referirse a otros niños. 
  • Los niños a su alrededor le temen. 
  • Algunos niños ya no quieren jugar con el. Cuando juega con otros niños suelen haber conflictos. 
  • Usa apodos para referirse a otros niños.
  • Se burla frecuentemente de otros. 
  • Llega a casa con objetos que no son suyos y no tiene una explicación de dónde los consiguió. 

¿Qué puedo hacer si me entero que mi hijo está haciendo bullying? 

  • Evitar el regaño o las amenazas. Esto puede hacer que adquiera más rabia hacia el compañero a quien agrede y que las agresiones aumentan. 
  • Hablar con la maestra. 
  • Empezar con un mensaje positivo: “Yo se que tu eres un niño bueno y vamos a solucionar lo que está pasando juntos.” Muchas veces, el niño que hace bullying también tiene dificultades emocionales y hay que apoyarlo. 
  • Trabajar en su capacidad de empatía: “Piensa como te sentirias tu si te hicieran eso.” “Quizás no lo habías pensado antes, pero ahora has pensado cómo se siente alguien si lo tratan asi.” 
  • Identificar si el ha sido víctima de bullying en otras situaciones. Muchas veces, el niño que hace bullying está imitando comportamientos que ha observado. 

El acoso escolar o bullying es una realidad que enfrentan muchos niños y adolescentes hoy en día. Es importante que los padres entiendan su naturaleza para así poder apoyarles mejor, y favorecer relaciones más sanas desde etapas tempranas. 

One response to “¿Cómo manejar una situación de bullying?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *