Entendiendo la Depresión Post-Parto

Por María Daniela Pérez, psicoterapeuta @growingchangepty

El embarazo es un proceso hermoso donde normalmente hay mucha ilusión pero también trae consigo grandes cambios para todos en la familia. Incluso duelos a los que la pareja debe enfrentarse.  

Durante los 9 meses siguientes, es normal que las emociones sean cambiantes. Por un lado sentirse muy emocionados por la idea de conocer a su bebé y por otro lado, puede ser abrumadora la idea del parto y la parentalidad en general.  

La experiencia del embarazo, también puede hacer revivir a la madre o incluso al padre, otras situaciones emocionales difíciles relacionadas con su historia familiar, inseguridades o incluso las expectativas de como será cuando el bebé nazca. 

Algunos de estos cambios pueden ser: 

  • A nivel biológico, la progesterona y el estrógeno están ocasionando cambios en el cuerpo y puede haber mujeres que presenten sensibilidad antes estas hormonas haciéndolas sentir más irritable.  
  • A nivel socioemocional, Por otro lado, existe una gran cantidad de duelos que la pareja tiene que atravesar para poder recibir a este nuevo bebé. Y hay un montón de preguntas que normalmente se hacen las madres expectantes sobre todo relacionadas al impacto que la llegada del bebé puede traer a sus vidas. 
  • A nivel más concreto las preocupaciones económicas así como la posibilidad para acondicionar la casa y prepararse para el parto pueden ser preocupaciones igual de comunes. 

Tristeza post-parto vs. depresión post parto

Es normal, que por el reajuste del cuerpo y las hormonas 1 o 2 días después de haber tenido al bebé, las madres se puedan sentir ansiosas, abrumadas, irritables, desanimadas e incluso tristes: esto es lo que conocemos como baby blues o tristeza post parto. Estos síntomas normalmente desaparecen solos en las siguientes 2 semanas. 

Si estos síntomas persisten por más tiempo, entonces es momento de hablar con tu médico. La depresión post-parto comúnmente empieza entre la 1er y 3era semana postparto pero puede desarrollarse en cualquier momento del primer año después de nacido el bebe. La depresión no desaparece sola, debe ser atendida por un profesional de salud mental. 

Síntomas de Depresión Post-Parto

Las mujeres que han atravesado depresión post-parto reportan haberse sentido así:

  • Tristeza por gran parte del día
  • Lloran mucho
  • Comen en exceso o muy poco
  • Duermen en exceso o muy poco
  • Aislamiento de la familia y amigos
  • Desconexión de su bebé
  • Dificultad para completar las tareas del día a día, incluyendo cuidar al bebé
  • Sentimientos de culpa
  • Miedo de ser una “Mala mamá”
  • Miedo excesivo de hacerse daño a ellas mismas o a su bebé. *

*Uno de los signos más serios de depresión post-parto es pensar en hacerse daño o herir al bebé. 

¿Cuáles son las causas de la Depresión Post Parto?

No existe una única causa a la que pueda atribuirse este tipo de padecimiento. Sin embargo, se contemplan los cambios hormonales, factores emocionales y el estilo de vida. 

Los niveles de estrógeno y progesterona descienden rápidamente las siguientes horas después del nacimiento del bebé, este puede ser uno de los disparadores de la depresión de la misma forma en la que pequeños cambios de estas ocasionan cambios de humor antes de la llegada de la menstruación. Las hormonas segregadas en la tiroides también cae

n drásticamente después del parto, y bajos niveles de estas pueden causar síntomas de depresión.  

Adicional a esto es importante hablar de la historia familiar de depresión o dificultades de salud mental, así como la misma historia del paciente, si ha padecido depresión post parto anteriormente o no puede ser un factor importante. 

Otros aspectos emocionales también pueden jugar un rol importante en el desarrollo de esta enfermedad. Si el embarazo fue buscado o no, o incluso si fue planeado, pero aún no han podido ajustarse a los cambios. Si el bebé nace con alguna dificultad o necesita quedarse en cuidados prenatales algunos días, todas estas situaciones pueden generar que la madre se siente triste, brava o culpable. Lo cual afectaría su autoestima y la forma como maneja el estrés. 

El estilo de vida también entra dentro de las posibles causas. Luego de dar a luz, una mujer puede demorar semanas en recuperar su fuerza y energía, y si no cuenta con apoyo de sus familiares y amigos el nivel de estrés podría dispararse. Aquí también entrarían situaciones estresantes como la enfermedad o pérdida de un ser querido o incluso cambios grandes como mudanzas. 

¿Quiénes pueden sufrir de depresión post parto?

Cualquier mujer puede sufrirla, pero hay ciertos factores de riesgo que aumentan las posibilidades de que se desarrolle esta enfermedad. Por ejemplo, si en la familia hay historial de depresión o si esta mujer ya ha sufrido depresión post-parto antes, incluso si ha tenido depresión antes o durante el embarazo. 

Falta de apoyo familiar es otro de los factores de riesgo, igual que ser una madre adolescente o menor de 20 años. Traer al mundo algún bebé con problemas de salud o haber tenido embarazos múltiples se suman a la lista de factores.  

Tratamiento para la Depresión Post -Parto

La depresión post-parto debe ser tratada por un profesional idóneo. Si identificas alguno de estos síntomas es importante poderlo conversar con tu médico para que pueda hacer los exámenes y entender cual es el mejor tratamiento para ti. 

Suplementos hormonales, psicofármacos y terapia psicológica pueden ser algunas de las formas en las que puede ser tratada esta enfermedad. 

Adicional al tratamiento ofrecido por profesionales, un cambio en tu estilo de vida puede ser recomendable: 

  • Dormir y descansar tanto como puedas
  • No intentes hacerlo todo tu sola, apóyate en tu pareja, familia y amigos. 
  • Sal de la casa, visita amigos o pasa tiempo a solas en pareja
  • Habla sobre tus sentimientos con tu grupo de apoyo
  • Comparte con otros grupos de mamás acerca de su experiencia lidiando con depresión post parto. 
  • Evita tomar decisiones importantes o hacer grandes cambios después que das a luz ya que puede ocasionar altos niveles de estrés innecesarios. Si no puedes evitarlos, entonces habla con tus seres queridos e intenta prepararte para lidiar con ellos. 

Si la depresión post-parto no es tratada, puede afectar al bebé ocasionando conflicto en el desarrollo del apego con la madre, retrasos en el desarrollo o problemas de aprendizaje, dificultades en el manejo de sus emocionales, e incluso puede tener un efecto en su estatura y peso. 

Recursos adicionales:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *