6 ingredientes que toda empresa necesita para cuidar su salud mental

Por: Adriana Hariton, Psicóloga Clínica y candidata a psicoanalista APAP.

Estamos viviendo una situación que nos ha sacudido a todos. Las reglas del juego han cambiado para empresas, clientes, escuelas, alumnos. Y, en general, para toda la sociedad.

La nueva realidad parece sacada de una vieja película de ciencia ficción.
Se puede decir que la pandemia ha sido una de las experiencias más dolorosas insospechadas y globalizadas. Nos coloca a toda la humanidad como una gran familia, que estando en problemas vive un trauma.

Frente a esta crisis, muchos empresarios y trabajadores se están preguntando: ¿Cómo reinventarse o cómo renacer frente a este duro golpe? En este sentido, nos interesa saber  qué empresas u organizaciones tendrán la capacidad de hacer frente a las adversidades. Qué empresas están dispuestas a transformar el dolor en fuerza motora para superarse y salir fortalecido de ellas. 

¿Por qué es importante desarrollar la resiliencia dentro de una empresa?

La resiliencia nos permite afrontar las adversidades. Y, a las empresas les permite hacer frente a esto de forma colectiva. Les permite recuperarse, no dejarse vencer o tomar una posición de víctima, manejar la presión, superar la tristeza. Tomarnos estas situaciones con un poco de sentido del humor, aprender de los errores que todos vamos cometiendo sobre la marcha ante una situación tan desconocida como la actual. Así como, enfrentar los problemas y controlar el efecto de las emociones negativas, que si bien van a estar, no nos paralicen.

En este sentido considero muy pertinentes y llenas de sabiduría las palabras de Víctor Frankl, sobreviviente de campos de concentración y psiquiatra, que experimento muy duras pérdidas durante la Segunda Guerra Mundial y nos dejó la siguiente enseñanza: 

«Cuando ya no somos capaces de cambiar una situación, nos encontramos ante el desafío de cambiarnos a nosotros mismos «

Como profesionales de la salud mental queremos ayudar a las empresas en este proceso y para ello considero que una de las primeras intervenciones necesarias será curarnos como sociedad de la otra pandemia: la pandemia de miedo y ansiedad. Una realidad que puede dejar a algunos paralizados, sin poder entender qué pasa dificultando adaptarse a la nueva situación.

Al poder cambiar cómo pensamos o sentimos sobre algo, las preocupaciones se pueden hacer una carga menos pesada de llevar. Es importante tener en cuenta que, en ocasiones podemos hacer más grandes o más pesadas nuestras preocupaciones debido a la forma en que percibimos las situaciones. 

¿Cuál es la receta para sanarnos de esta pandemia?

Como todo proceso de sanación emocional, este probablemente no será un proceso lineal, tendrá sus altos y bajos. Sin embargo, los psicólogos han identificado algunos de los ingredientes que podemos utilizar a nivel de grupos y organizaciones que ayudarán a lograr un estado que nos permita seguir adelante y ser creativos. 

Muchos de nosotros ya tenemos estos ingredientes emocionales lo importante sería buscarlos, usarlos en la justa medida y–también se vale–variar un poco la receta al gusto de cada uno.

Antes de enumerar los ingredientes de esta receta, quería destacar que en psicología no hay recetas aplicables a todos por igual. Cada organización tiene sus características particulares e individuales que la hacen única y por tanto no son aplicables las mismas recomendaciones para todas.

Sin embargo, si tuviéramos que pensar en cuál es serían esos ingredientes necesarios para combatir el miedo y la ansiedad y poder tener un espacio de creatividad en situaciones tan adversas podríamos enumerar seis 

Ingredientes: 

    1. Auto-cuidado: En estos momentos en los que muchos estamos sintiéndonos sobreexigidos en todos nuestros roles, es importante poder tener espacios para recargar energías, tener un sueño reparador, momentos de placer y disfrute. Hay mucho por hacer y por ayudar, pero antes de estar ahí para el otro debemos ocuparnos de estar bien nosotros mismo. En nuestra salud física y emocional.
    2. Escucha activa: «Las personas comienzan a sanar en el momento en que se sienten realmente escuchadas de forma profunda». Pero antes de poder escuchar a otra persona, tenemos que aprender a conectar con nosotros mismos y escucharnos, para luego poder escucharnos entre todos los miembros de un equipo de trabajo. Debemos poner en práctica la escucha activa, el respeto, el no interrumpirnos, aunque no estemos de acuerdo, así como poder aceptar las diferencias de criterios sin que implique una ruptura.
    3. Trabajo en equipo: La situación actual pone a prueba las habilidades y recursos de los grupos para trabajar en equipo por una meta común. Podríamos aplicar este principio a los bancos o empresas que luego de una primera etapa de shock y reajuste, han dejado el individualismo y todos colaboramos para salir lo mejor posible de este salto sorpresivo que nos hemos visto obligados a dar. Vivimos momentos en los cuales la solidaridad y el apoyo mutuo entre colaboradores líderes y clientes es clave.
    4. Desconectar para recargar: En este sentido es importante tener momentos de desconexión de las redes sociales y medios informativos que tienen un bombardeo continuo. Hacer pausas para poder conectarnos con nosotros mismos, con lo que estamos sintiendo y con los que nos rodean, tiempo a solas y en calma para poder crear.
    5. Empatía: Es la capacidad para poder imaginar y sentir cómo se siente otra persona, ponerse en el lugar del otro. Y poder tomar acciones bien sea para ofrecer ayuda, como también para evitar herir los sentimientos de alguien que está pasando por un mal momento. Como colaboradores de una empresa es importante saber que todo lo que hacemos o decimos tiene un impacto en los demás.
    6. Gratitud: El último pero no el menos importante, este es uno de esos ingredientes que mientras más le pongas a tu receta, ¡mejor quedará! En ocasiones, puede ser mejor que cualquier medicación para ayudar a reducir síntomas de ansiedad, depresión y producir en quienes la practican a diario sentimientos de abundancia. En momentos como los que vivimos puede ser muy útil escribir cada día  tres o cinco cosas por las que es cuáles estás agradecido en tu vida. Inclusive recomiendo las empresas hacer retos de gratitud.

Preparación para la Creatividad: 

  • Todo lo anterior nos servirá para preparar el terreno como empresas y poder ser más creativas. El pánico le limita el camino a la creatividad, para que surja   se necesita un espacio que permita la posibilidad de pensar en soluciones diferentes. Reinventarnos y vivir post Covid-19, va de la mano con la posibilidad de desprendernos de la realidad para poder crear en la adversidad. La creatividad requiere hacer una pausa para luego ser más productivos. 
  • En momentos difíciles como los actuales tenemos la tarea de generar ideas. Pensar en varias posibles soluciones para luego implementarlas. Es una forma de ir construyendo una nueva nueva realidad más manejable que nos permita poder transformar el trauma en algo más tolerable.

¿Qué significa tener listo el pastel?

Sabemos que como empresas y corporaciones estamos muy focalizados en lograr objetivos y conseguir el éxito. Sin embargo, creo que es un buen momento para poder entender mejor que hay por detrás del éxito y para ello me gustaría utilizar la imagen de un Iceberg.

Una cosa son los resultados que se ven a simple vista, que estarían representados por la punta del Iceberg y otra cosa es todo lo que hay por debajo de este éxito que implican mucho aspectos de parte de todas los colaboradores, líderes y profesionales de nuestro país, que están por detrás de estos resultados. Como lo son: dedicación, esfuerzo, disciplina, pasar por muchas decepciones, realizar múltiples sacrificios, poder cometer errores y aprender de los mismos y perseverar a pesar de las dificultades.

Recordemos:  “Solos llegaremos más rápido, pero juntos llegaremos más lejos”

Si deseas recibir acompañamiento emocional empresarial en tu organización o empresa, y así facilitar la transición a la nueva realidad, escríbenos a fundrelsa@gmail.com para enviarte nuestros servicios. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *