Los niños, su salud mental y el coronavirus

 

Escrito por Vali Maduro de Gateño, Ph.D. 

En estos momentos de incertidumbre y ansiedad los niños nos presentan un reto diferente. ¿Cómo hablar con ellos de lo que está pasando? ¿Qué decirles? Los niños se apoyan en sus padres para saber si todo está bien, lo primero que debemos tener en mente es mantener la calma, para poder darles calma a ellos. 

En cuanto a la información que les debes dar, estas son las recomendaciones: 

  • Lávense los manos juntos y enséñele cómo se hace. Este preparado para que a veces se resistan, ya que esta no es una activad divertida para ellos. Hágalo un juego, más que una charla educativa. 
  • Los niños dependiendo de su edad, así mismo es su capacidad para entender. La explicación que le va a dar sobre lo situación actual debe ser apropiada para su edad. 
  • Protéjalos de información que no pueden manejar. No deben estar presentes cuando usted vea las noticias o hable con otro adulto sobre el tema. 
  • Tómese el tiempo para hablar con ellos hasta que los sienta más tranquilos. Los niños muchas veces no saben qué les está pasando y necesitan de un adulto para regular sus emociones. 
  • Igual que con la lavada de las manos, utilice juegos e historias para contestar sus preguntas. Los niños entienden más cuando se pueden relacionar con la información. 
  • Responda a las preguntas que ellos le hacen de manera sencilla y directa. No haga grandes cuentos, ni dé detalles de la situación que quizá en ese momento no están en la mente de sus hijos. Por ejemplo: ¿Por qué estamos en casa? Porque queremos estar saludables. Si esa respuesta satisface la curiosidad, dejamos la información ahí. Si hace otra pregunta, la respondemos de manera sencilla y directa de nuevo. 
  • Hagan actividades divertidas en casa y tengan una rutina, esto les permite sentirse seguros y entretenidos. 
  • No hacer chistes sobre los que esta sucediendo, los niños no entienden el doble sentido y se pueden confundir si esto es serio o no. 

Los padres son el centro y apoyo de sus hijos, en estos momentos su presencia y contención es primordial. Sabemos que los adultos seguimos teniendo responsabilidades a pesar de estar en la casa, pero es importante tomarse un tiempo para apoyar a nuestros hijos cuando ellos lo piden. La mayoría de las veces no lo hacen de manera directa: “Mamá te necesito,” más bien lo hacen de manera indirecta: “Papá ven a jugar.” Dele atención en ese momento y ellos se sentirán acompañados y protegidos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *