Regálales tiempo

Llegan las fiestas de fin de año, época en que nos inunda un deseo de comprar y regalar. Con listas de familiares, amigos y compañeros de trabajo, todos pensamos en ¿qué vamos a regalar?

Los regalos son una manera de decirle al otro “te tengo en mente”, ya que, aunque no estás en mi presencia, puedo pensar en lo que deseas, en lo que te gustaría tener y dedicar MI TIEMPO a buscártelo.

Entonces me pregunto ¿qué es el tiempo? Aparte de saber que es una especie en extinción, busqué la “definición de tiempo” en Google y aparecieron mas de nueve millones de definiciones. Algunas giraban alrededor de la duración de las cosas o las personas, la vida finita, la medición de los cambios en el universo, la secuencia de eventos que están ocurriendo, entre muchas otras.

Lo cierto es que el tiempo transcurre sin detenerse, tiene pasado, presente y futuro. Un pasado que ya no está, sólo en el recuerdo, y un futuro que no ha llegado, pero puede llenarnos de esperanza o ansiedad. Por lo tanto sólo existimos en el momento presente, en el aquí y el ahora.

La psicoanalista Betty Joseph habla del concepto de “el aquí y el ahora” en psicoanálisis, y dice que el término “aquí” se refiere al espacio físico en el que se está dando la relación, y el término “ahora” implica estar consciente de que el tiempo no es sólo pasado y futuro, sino la situación de la persona en el momento presente, la cual está en constante cambio. La autora piensa que trabajar la relación con el otro en el “aquí y el ahora” logra que ambos puedan observar lo que sucede y experimentar el verdadero movimiento y cambio.

Dalai Lama lo expresa de esta manera: “Sólo existen dos días en el año en que no se puede hacer nada.  Uno se llama ayer y otro mañana. Por lo tanto hoy es el día ideal para amar, crecer, hacer y principalmente vivir”.

Tan sencillo y tan complejo a la vez; un concepto paradójico, dedicarle tiempo al otro dentro de un estilo de vida en el que no tenemos tiempo para nada. Si me preguntan ¿qué es lo más importante en la vida? sin duda alguna respondo que son las relaciones afectivas con nuestros seres queridos, el privilegio de estar y amar al otro: a nuestros hijos, la pareja, nuestros padres, hermanos y amigos.  Sin embargo, en nuestro diario vivir tan agitado, es difícil encontrar el equilibrio para dedicarle tiempo a nuestros deberes y a lo que es verdaderamente importante en la vida.

Este fin de año, los miembros de la Fundación Relaciones Sanas lanzamos la campaña “REGÁLALES TIEMPO”, como lema de nuestro programa “Promoviendo Relaciones Sanas”, pues como psicólogos valoramos infinitamente el poder dedicar tiempo a nuestros seres queridos. Valoramos el poder estar con el otro de manera tranquila, disponible, receptora, creando juntos un espacio distinto, un espacio potencial en el que se puede jugar, crear, reír, llorar, pensar en el momento, compartir, disfrutar la compañía y en el que nos desarrollamos a través de la relación con el otro; un espacio en el que están nuestro mundo interno y nuestro mundo externo a la vez, el que Winnicott llamó el “espacio transicional”.

Queremos invitarte a que este fin de año te propongas regalar tiempo, un regalo para el otro pero también para ti, un regalo para dar y recibir durante todo el año. A tu pareja, tus hijos, tus padres, hermanos, amigos… y regálate tiempo a ti mismo. Este será el mejor regalo de todos.

Por: Mgtr. Marien Chamorro de Varela

Psicóloga Clínica

Miembro de la Fundación Relaciones Sanas y del Instituto Internacional de Psicoterapia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *