¿Están relacionadas la salud física y la salud mental?

Por: Florencia Quiroga, Psicóloga @mente.sin.culpa

Algunas veces se piensa al cuerpo y a la psiquis como dos entidades diferentes, cada una por su lado, como si no estuvieran relacionadas. Esto trae dificultades para entender que le está sucediendo a una persona.

La realidad es que la salud física y la salud mental están muy relacionadas, no es menor que la OMS en su definición de salud integral tenga a ambas. «La salud es un estado de completo bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades»

Años de estudios tanto del campo de la psicología como de la psiquiatría han demostrado la relación entre ambas y la implicancia que tienen en la salud general e integral de una persona.

Recordemos que el ser humano es un ser bio-psico-social, esto significa que tenemos aspectos biológicos, psicológicos y sociales que hacen a un todo (nosotros), por eso en todo lo que hagamos van a estar implicadas estas tres dimensiones y van a estar involucradas según el grado que les corresponda.

Seguro has escuchado hablar de las “somatizaciones”, aquí están implicadas tanto el psiquismo como el cuerpo en una misma afección, dónde la causa de la enfermedad física es de origen mental, algunos ejemplos de los que seguro todos hemos escuchado son: una gastritis producida por mucho estrés, brotes (manchas) en la piel días antes de rendir un examen importante, un ataque de asma frente a algo que cuesta expresar. Hay personas, que, por sus características psíquicas e historia de vida, suelen expresar lo que les afecta psicológicamente en el cuerpo, produciendo este tipo de enfermedades.

Otras veces puede pasar que por una enfermedad física la salud mental se vea afectada, así es como podemos ver como una persona que estaba con mucha vitalidad y disfrutaba de sus vínculos, frente al diagnóstico de una enfermedad física comienza a desarrollar síntomas de una depresión, se aísla, no se puede concentrar en el trabajo, ya no realiza ni disfruta las actividades que antes le generaban placer. Afectando no solo la salud física, sino también la mental de la persona.

Es por esto que es muy importante prestarle atención y cuidar nuestra salud física y mental, ambas son necesarias para tener un estado de bienestar total.

Así como acudimos al médico para consultar cuando tenemos una dolencia, también se debe acudir a un profesional de la salud mental para trabajar aquellas cosas que nos afectan emocionalmente.

Algunas cosas que podemos hacer para influir en ambas de manera positiva son:

  1. Hacer una rutina de ejercicio diario
  2. Una alimentación balanceada
  3. Dedicarte un ratito del día para ti
  4. Mantener vínculos satisfactorios y sanos
  5. Compartir tiempo con tus seres queridos
  6. Acudir a profesionales de la salud física y mental.

Cuando nos encontramos satisfechos con nosotros mismos podemos enfrentar dificultades y situaciones de una manera que no afecte nuestro bienestar en general.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *