Tiempo de Calidad

La vida se ha vuelto una carrera de múltiples líneas donde sólo se puede ir, tal parece, a grandes velocidades. Esta suerte afecta nuestra vida familiar, social y cultural, trastocando las cosas como las conocemos en tiempo récord.

En la educación de los hijos no hay atajos, ni se puede ir por la vía rápida: los niños necesitan atención positiva, aprobación libre de pasión, amor incondicional, guía paciente, disciplina positiva y un sentido de pertenencia. Es en casa donde aprendo primero a relacionarme o a pertenecer a la familia.

Hay que pasar un tiempo de calidad en familia, pero observe que esto no significa dar todo el tiempo que tenemos, o un tiempo sin conflictos. Debemos asistir con nuestra mejor disposición, pero si hay un conflicto, es el mejor escenario para resolverlo. Si no puedo resolver o descargar mis problemas conversando con mi familia, ¿entonces en dónde?

Para tener tiempo de calidad con sus hijos:

Apague la televisión
Acostúmbrese a compartir al menos una comida del día con sus hijos
Compartan los quehaceres del hogar
Planifiquen eventos familiares (visitas a museos, a parques, a los bolos, organizar una fiesta para celebrar la vida, hacer una tarde de pasta, de películas, lo que se le ocurra y se disfrute en su familia)
Jueguen (ir a ver un juego, ver un juego por la televisión – comentarlo)
Hablen (y escuchen) – no criticar, todos tienen derecho a sus puntos de vista y a que éstos sean respetados
Planeen una reunión familiar (son fabulosas para discutir nuevas reglas y rutinas familiares, las vacaciones o la compra de algo de mayor valor para la familia, es bueno tener al menos una al año).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *